Monografías en Psicólogo Escolar

 

 

 

 

 

PSICOLOGÍA DEL TRABAJO: UN ENFOQUE METODOLÓGICO PARA EL ESTUDIO DE CASOS

 

 

 www.AutoRueda.com

 

 

Ponencia sobre "Psicología del Trabajo : un enfoque metodológico para el estudio de casos" basada en el Informe del proyecto de Gestores de Pacto de Actividad (GPA, 1985) del Instituto Nacional de Empleo - INEM del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (España), con la que la FPC - Fundación Psicología y Cristianismo participó en la pasada edición del núcleo temático sobre TICs - Tecnologías de la Información y Comunicación, flexibilización y trabajo colaborativo del VII CIVE - Congreso Internacional Virtual de Educación (2-22 abril 2008) organizado por la Escuela de Formación en Medios Didácticos y con la colaboración del Departamento de Pedagogía Aplicada y Psicología de la Educación dependiente de la Universidad de las Islas Baleares (España).

Dicha conferencia que opositó al programa congresual del VII CIVE 2008 también será presentada en el marco de la próxima edición del VI Congreso Nacional de la AMET - Asociación Mexicana de Estudios del Trabajo (21-23 mayo 2008) organizado por la Universidad Autónoma de Querétaro (México).



 

PSICOLOGÍA DEL TRABAJO.

 

Un enfoque metodológico para el estudio de casos.

Informe del proyecto de gestores de pacto de actividad (1985) del Instituto Nacional de Empleo (INEM) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (España).

Autor: José María Amenós Vidal. Psicólogo Clínico y Social (docencia e investigación desde 1984) por la Universidad Central de Barcelona (España). Miembro fundador y Administrador FPC.

Fundación Psicología y Cristianismo. c/ Museo, núm. 26 - 1º 1ª. 08912. Badalona (Barcelona). España. E-mail : info@psicologos.tk - url : www.psicologos.tk

 

Índice. Resumen. Introducción. 1. Muestras por cuotas y datos estadísticos: oficinas de empleo, distritos de la ciudad y nivel profesional e instruccional. 2. Proyecto de gestores de pacto de actividad: formación básica y ocupacional, gestión del puesto de trabajo e iniciativas de empleo. 3. Análisis estadístico : la prueba de kruskal-Wallis y los coeficientes de correlación directa e inversa. Agradecimientos. Bibliografía.


Resumen.

A. Objetivos. La problemática social y cultural derivada de la falta de actividad económica y financiera en las ciudades españolas hace patente a partir del registro de cotas elevadas de desocupación en sus respectivos ámbitos profesionales, el paulatino crecimiento de conflictos de intereses que obligan a movilizar los recursos necesarios en la búsqueda de soluciones.

B. Métodos. La primera experiencia piloto de estas características llevada a cabo en España por el Instituto Nacional de Empleo (INEM) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en la ciudad de Barcelona, bajo el título de Gestores de Pacto de Actividad (GPA), movilizó durante el primer trimestre de 1985, a psicólogos y abogados, así como a los colectivos más representativos de las oficinas de empleo con el fin de gestionar la resolución de problemas derivados de la falta de ocupación.

C. Resultados. Durante el transcurso del proyecto se pusieron de manifiesto diferentes coeficientes de correlación estadística entre las tasas de ocupación y grados de motivación según una amplia gama de variables relativas a la distribución de la desocupación en función de los sectores de actividad económica e índice de renta y el grado de formación o nivel educativo de los grupos profesionales en las oficinas de empleo.

D. Conclusiones. La toma de decisiones debe considerar tanto la motivación de los agentes sociales implicados así como la movilización de recursos económicos y culturales necesarios en los diferentes sectores de ocupación.

 

Introducción.

 La finalidad que preside el presente estudio viene determinada por la intención explícita de proceder a un análisis del desempleo, en su vertiente motivacional, con base, exclusivamente, en datos de naturaleza secundaria, es decir, sin proceder a investigación novedosa alguna que incida directamente y de modo selectivo en la clarificación de determinados aspectos del problema que, desde una perspectiva teórico-hipotética, se hubiesen considerado como factores explicativos claves.

 En una apreciación primaria y superficial podría afirmarse que el desempleo, como todo fenómeno complejo, en sus causas y en sus consecuencias, se materializa en la práctica, en variadas situaciones reales de muy diversa índole. Podrían resumirse en la afirmación categórica de que el volumen de desempleo que se registra en la actualidad en la sociedad española es consecuencia de una insuficiencia generalizada de ofertas de trabajo y que, el paro y simple incremento cuantitativo de la demanda de empleo es, por lo tanto, expresivo de la situación del paro. Pero el caso es que está por demostrar las dimensiones reales del problema, y está claro que sin un conocimiento mínimo del tema resulta aventurado adentrarse. Todo usuario habitual de las oficinas de empleo, dependientes del Instituto Nacional de Empleo, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, evidencia paro a consecuencia de la pérdida de una ocupación anterior, o la busca por primera vez. Esto supone dos colectivos claramente visibles.

 En lo que se refiere al primero de los colectivos cabe señalar que se trata de una agrupación heterogénea, no solo desde el punto de vista sectorial, sino también cultural. El segundo de los colectivos, no parece ofrecer esta visión, el hecho de que se constate que la mayoría de los desempleados que buscan empleo por vez primera son jóvenes, dá al colectivo en cuestión, una mayor homogeneidad. 

Expuestas estas consideraciones previas cabe ahora formular, la posibilidad de un análisis, que permita descubrir el grado de intensidad, en función de respuestas a situaciones enumeradas; para proceder a la caracterización del nivel motivacional, que define el grupo de parados, que se entiende como más significativo para el estudio. 

En las explicaciones que siguen se intentará ofrecer una respuesta ordenada a estos aspectos, en la medida en que la información disponible lo permita. El crecimiento del desempleo ofrece perspectivas que preocupan. 

 

1. Muestras por cuotas y datos estadísticos.

 Oficinas de empleo, distritos de la ciudad y nivel profesional e instruccional.

 El paro registrado en Barcelona-Ciudad, en 1980, del total de 5 oficinas abiertas, es de 50.230 desempleados, y a partir de 1981, aumenta paulatinamente, hasta que parece estabilizarse en 1984, con la presencia de 8 oficinas, en 111.099.

 Según muestran los datos extraídos del Departamento de Estadística del Instituto Nacional de Empleo, la población desempleada de la ciudad de Barcelona ofrece un panorama harto explícito :

 

 

Oficinas de empleo

Distritos postales

1

Barcelona - Aragón

6-8-12-21-26-36 y 37

2

Barcelona - Berlín

17-22-28-29 y 34

3

Barcelona - Castilla

1-7-9-11 y 15

4

Barcelona - Guineueta

16-30-31 y 33

5

Barcelona - Joaquín Pou

2-3-10 y 13

6

Barcelona - Lesseps

23-24-25-32 y 35

7

Barcelona - Sants

4 y 14

8

Barcelona - Verneda

5-18-19-20 y 27

 

En efecto, la comparación de los valores caracteriza la descripción por oficina de los niveles de desempleo, y en cuanto a la situación que define culturalmente al desempleado su grado de cualificación profesional y/o formación básica y ocupacional.

 

Obtenemos la ponderación del peso específico de cada factor expresado en los niveles profesional e instruccional y según las categorías expresadas en el cuadro siguiente que a continuación se indica.

 

 

1984

1

2

3

4

5

6

7

8

A.

Peones Agricul.

608

501

794

3.741

689

1.657

1.039

1.706

B.

Trabaj.

Indust.

2.748

2.131

2.420

9.912

1.819

5.247

3.197

6.330

C.

Comer.

Ventas

1.300

1.009

1.052

2.394

716

1.922

999

1.667

D.

Trabaj.

Servic.

1.218

937

1.519

3.519

1.056

2.168

1.355

2.226

E.

Admin.

Asimil.

4.162

3.549

2.857

6.380

2.036

5.528

2.786

5.539

F.

Prof. Técn. Direct. Funcio.

2.766

2.507

1.493

2.164

1.001

2.980

1.116

1.956

Total

111.099

12.802

10.634

10.135

28.110

7.317

19.502

10.492

19.424

 

Como puede apreciarse en razón de los resultados obtenidos y dejando de momento a un lado el diferente comportamiento de los distintos grupos de edad. La presencia de una jerarquía de valores, determina la aparición completa de una variada gama de situaciones, del conjunto de expresiones que alberga a todo nivel. En nuestro caso, la situación estudiada nos permitirá tener una visión con toda claridad de la importancia relativa que tiene cada oficina, según los mencionados criterios.

  

 

1984

1

2

3

4

5

6

7

8

A.

Estud. Primar.

Cert. Escolar

E.G.B.

3.155

2.427

3.367

11.739

2.294

6.938

3.619

5.898

B.

F.P. 1

F.P. 2

6.462

5.486

5.193

14.735

3.985

8.576

5.908

11.990

C.

B.U.P.

C.O.U.

1.392

986

598

823

410

2.473

414

655

D.

Grad. M

Grad. S

1.793

1.735

977

813

628

1.515

551

881

Total

111.099

12.802

10.634

10.135

28.110

7.317

19.502

10.492

19.424

  

2. Proyecto de gestores de pacto de actividad

Formación básica y ocupacional, gestión del puesto de trabajo e iniciativas de empleo.

 La solución al problema no es fácil, y una simplificación de la realidad como la que subyace en argumentaciones del corte de las expresadas en el párrafo precedente, no resiste al mínimo análisis exhaustivo; pero movilizan búsquedas de soluciones, entre ellas, la experiencia de Gestores de Pacto de Actividad.

 El interrogante planteado a la vista de lo argumentado consiste en hallar la fórmula adecuada para resolver la falta evidente de puestos de trabajo, que adolece el parado en su situación de exclusión social.  

La experiencia de Gestores de Pacto de Actividad realizada de enero a marzo de 1985, con el objetivo de provocar la respuesta del mayor número posible de parados por gestor y trimestre, de un total de 42 gestores entre psicólogos y abogados, repartidos en 18 oficinas de la provincia de Barcelona, 8 de ellas en la capital, selecciona para el estudio en la ciudad de Barcelona, a 19 gestores.

 Del número total de entrevistas realizadas se desprende una muestra estadísticamente significativa. Se realizaron 1.565 entrevistas a demandantes de empleo que fueron atendidos, de los que resultaron 511 personas que no se definieron y 1.054 que se redistribuyeron como a continuación se indica.

 Los factores de esta naturaleza, que alcanza el Pacto, pueden agruparse en 3 campos de actividad : formación básica y ocupacional, gestión del puesto de trabajo e iniciativas de empleo.

 La organización de la respuesta estriba de modo directo en el interés manifestado por cada campo de actividad. Los resultados obtenidos en las oficinas durante la experiencia del Pacto se distribuyen de la siguiente manera :

 a) Formación básica y ocupacional.

 Organizar grupos homogéneos de entre los demandantes según los 2 niveles de entrada siguientes:

 - Certificado de Escolaridad.

- Graduado Escolar.

 Registrar interesados en cursos de formación ocupacional : tipos y número de solicitantes.

 342 desempleados incorporados a grupos de formación básica, 98 para obtener certificado de escolaridad y 244 para el graduado escolar.

 577 desempleados orientados hacia 45 cursos de formación ocupacional.

 b) Gestión del puesto de trabajo.

 Impulsar entre los demandantes de ocupación, especialmente los jóvenes, un plan de gestión del propio puesto de trabajo, que les conduzca a su contratación, facilitando el conocimiento de la normativa de modalidades de contratación.

 40 empleados con contratación directa.

 c) Iniciativas de empleo.

 Analizar las propuestas de actividad que surgen de los propios demandantes de ocupación : cooperativas y proyectos de empleo; mediante la capitalización del subsidio o cobro de prestaciones en plazo único.

 85 proyectos de empresas de mercado.

 10 proyectos de cooperativas laborales.

 Se pretendió conseguir, pues, entre los desempleados, promover cursos de formación básica y ocupacional, gestión del puesto de trabajo facilitando la normativa de las modalidades de contratación, recoger las propias iniciativas de los demandantes de empleo y fomentar proyectos en base a capitalización de subsidio. A lo largo de todo el proyecto se manifestaron diferentes niveles de motivación entre los desempleados, distribuidos en diversos grupos sociales que representan la población parada de la ciudad, en función de una variada gama de variables económicas, sociales y culturales que caracterizan el entorno de las diferentes oficinas de empleo.  

Articulando adecuadamente estos aspectos será posible responder a los interrogantes claves que cabe plantearse ante el tema del desempleo y la motivación por encontrar trabajo. Conviene advertir, que se estudia en base a información del entorno disponible por oficina, insuficiente a todas luces para desvelar con la necesaria profundidad ciertas características que constituyen la base empírica en la que se asienta el fundamento de la motivación. En todo caso, el peculiar modo de acercamiento, estriba en conocer la actitud y expectativa del parado.

 Dejando por el momento a un lado el tema de los niveles profesional e instruccional por oficina, y centrando la atención en la aludida actitud hacia empleos y actividades. Cabe afirmar, a la luz de los resultados, que el número de cursos de formación ocupacional solicitados en relación a los demandantes interesados indica una elevada predisposición. Pero existe otro modo de acercarse al conocimiento de los niveles de motivación, consistente en el análisis concretado de los grupos de formación básica. 

De las oficinas de la ciudad, en el mes de enero se distribuyeron los gestores de la siguiente manera.  

 

 

Oficinas de empleo

Núm. de gestores

1

Barcelona - Aragón

2

2

Barcelona - Berlín

2

3

Barcelona - Castilla

2

4

Barcelona - Guineueta

5

5

Barcelona - Joaquín Pou

-

6

Barcelona - Lesseps

3

7

Barcelona - Sants

2

8

Barcelona - Verneda

3

 

Podemos observar la ausencia de gestores en la oficina de Joaquín Pou, por considerar menos necesaria la intervención de los gestores de pacto de actividad. De este modo, se ha considerado todos los valores en relación a la estadística de diciembre de 1984 y en relación a la presencia de gestores de pacto de actividad en el resto de oficinas de empleo.

 Para ello, se organizaron entre otros, a 3 colectivos de actuación que fueron sondeados aleatoriamente para obtener la muestra de desempleados que constituyeron los siguientes grupos de control:

 a) Jóvenes de 16 a 20 años.

 b) Titulados con Bachiller Superior, Formación Profesional o carrera universitaria.

 c)  Mayores de 45 años.

 Esta peculiar distribución responde a la reciente difusión de las normativas de contratación, según la legislación actual. A partir de la información facilitada por el gestor, en entrevista personal. Se registró en los 3 campos de actividad (formación básica y ocupacional, gestión del puesto de trabajo e iniciativas de empleo), las personas integrantes de los 3 colectivos mencionados.

 Si tenemos en cuenta la distribución de la población atendida en las oficinas de Barcelona-Ciudad responde a los desempleados comprendidos entre los 16 y 20 años, han finalizado B.U.P. o F.P. 1-2, tienen título de Grado M-S, o son mayores de 45 años.

 La distribución de desempleados a considerar para el estudio en cuanto a los colectivos de actuación por oficina cuyo total contabiliza 58.395, ha quedado de la siguiente manera:

  

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Total

16-20 años

777

554

640

3.474

-

1.845

864

1.919

10.073

F.P. 1-2 B.U.P. C.O.U. Gr. M-S

4.922

4.427

2.916

4.761

-

5.942

2.250

3.594

28.812

> 45 años

2.456

1.981

2.262

4.600

-

3.175

1.832

3.204

19.510

 

Los resultados obtenidos de la experiencia con los desempleados en relación a los cursos de formación básica se contemplan a continuación:

  

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Total

Certif.

-

9

-

65

-

10

13

1

98

Grad.

36

15

25

65

-

41

32

30

244

 

En los resultados globales del Pacto que se refieren a desempleados incorporados a grupos de formación básica, hemos visto que contabilizan un total de 342 desempleados, 98 para certificado y 244 para graduado, datos válidos del estudio.

 Es necesario ver con claridad, que acceder al nivel de certificado y/o graduado evaluado con un exámen de selección previa realizado durante la entrevista, representa un mínimo de 2 a 4 meses de dedicación y resulta ser, pues, el dato más significativo del pacto de actividad. En consecuencia, muestra indirectamente una actitud de expectativa de los parados, a aspirar a una mínima titulación exigida, y de este modo, tener mayores posibilidades de incorporarse al mercado de trabajo al disponer de más alternativas y oportunidades de ser incluídos, con algún empleo, al mundo del trabajo, al poseer una formación más adecuada. En definitiva, alcanzar mediante una mejor calificación una mayor integración en el mercado de la oferta y la demanda.

 Si estimamos en relación al total de 1.565 entrevistas seleccionadas realizadas, en función del criterio de que a mayor número de desempleados, más gestores de pacto de actividad.

  

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Total

Desem.

12.802

10.634

10.135

28.110

7.317

19.502

10.492

19.424

111.099

Gestor.

2

2

2

5

-

3

2

3

19

 

En consecuencia se producirá con los niveles de motivación adecuados, un incremento en las solicitudes de cursos de formación básica para la obtención de certificados de escolaridad y graduado escolar.

 

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Total

16-20 > 45 años

3.233

2.535

2.902

8.074

-

5.020

2.696

5.123

29.583

Certif. Grad.

36

24

25

130

-

51

45

31

342

 

De esta manera, se cumple con el objetivo inicial de provocar la respuesta del mayor número de parados posible por gestor y trimestre, si los niveles de motivación por oficina, se obtienen en función del desempleo que busca primera ocupación y población desempleada con empleos anteriores y mayor de 45 años, que no tienen certificado de escolaridad o graduado escolar y deciden iniciar cursos de cualificación en este sentido.

 Por esta razón, de las personas entrevistadas, los jóvenes de 16 a 20 años, y mayores de 45 años, son en cuestión los colectivos seleccionados más adecuados para estimar los niveles de motivación porque ofrecen en mayor o menor medida los posibles candidatos para los cursos de formación básica. Sean cuales fueren las dificultades que parecen encontrar estos desempleados para incorporarse a la vida activa, el caso es que sus aspiraciones, son tanto o más intensas que las de la generalidad de la población activa.

 Los datos de desempleados por oficina que optan por los cursos que les otorgarán el certificado de escolaridad o el graduado escolar, y que resultan de la experiencia se relacionan con toda nitidez con el rendimiento alcanzado por gestor en las diferentes oficinas de empleo. De esta manera, si entendemos que la motivación se desprende de esta relación. El comportamiento que culmina en el interés por la formación básica, no es casual. Es dirigido, selectivo y satisface la necesidad de opción por una titulación mínima que con posterioridad se convertirá en la elección por un curso ocupacional y perfil profesional.

 Asimismo, destaca en general el mayor número de demandantes de empleo, es decir, 919 desempleados orientados a la formación básica y ocupacional que los que no han manifestado ningún interés evidente en 511 entrevistas.

 Una información de utilidad para cotejar con lo que se desprende de lo antedicho, es observar un nivel inferior de contratación en la gestión de puestos de trabajo por cuenta ajena, que por iniciativas propias presentadas para la creación de empleo, lo que indica la necesidad de centrarse en este último colectivo, por el interés explícito de desarrollar en años posteriores viveros de empresas o cooperativas mediante la capitalización del subsidio bajo la denominación de un futuro proyecto que ha recibido el nombre de Barcelona Activa.

 La tendencia general a buscar empleo es obvia, en todos los demandantes de empleo. La marcada predisposición a determinados campos de actividad, como es la formación, estriba en el objetivo de encontrar trabajo por medio de invertir esfuerzo en la elección de cursos que comprenden la obtención de una titulación que aumente las expectativas laborales de los desempleados. Así como, las iniciativas de empleo ofrecen mayores posibilidades de conseguir una respuesta laboral que la derivada de la propia gestión de búsqueda de trabajo por cuenta ajena.

 No obstante, los factores que explican las dificultades que experimentan los desempleados, son de índole económica, y en consecuencia de adaptación social. Sin pretender entrar en profundidad en la descripción del problema puede concretarse en el desánimo de ciertos colectivos de población hacia la búsqueda de un empleo, como la característica más destacable, y no se trata solo de una disposición personal, sino también en cuanto producto de una predisposición social del ambiente cotidiano en las oficinas de empleo por falta de ofertas laborales.

 Sin embargo, aunque no estamos acostumbrados a englobar en un solo término, los diversos actos por medio de los cuales emprendemos una actividad y que engloba el concepto de motivación, este mismo explica e implica la movilización hacia un objetivo, en cualquiera de los campos de actividad. Y a ello contribuye el interés, que parece requerir, y el deseo de satisfacer necesidades a cualquier nivel en base a una actitud con expectativas reales.

 En definitiva, porque la motivación es un aprendizaje de la voluntad, cuya tensión y esfuerzo, tiene que invertir la energía necesaria en dimensión e intensidad para conseguir un objetivo, en este caso, una formación básica y ocupacional, o empleo laboral.

 

3. Análisis estadístico.

 La prueba de Kruskal-Wallis y los coeficientes de correlación directa e inversa.

 En oposición a aquellas formas de presentación de los datos estadísticos en que se estudia a los individuos en base a disociarles de la concreta estructura de relaciones de su entorno más inmediato, en cambio la actitud de investigación seleccionada responde al análisis de unidades que se encuentran en una mutua conexión con la realidad de las oficinas de empleo.

 La caracterización del entorno de las oficinas y de la población parada de las mismas, ofrece un panorama harto explícito, que delata la presencia de conflictos en zonas clave de la ciudad. El comportamiento manifestado en algunos barrios, en que el problema del paro se encuentra agudizado, describe una situación de alarma y preocupación generalizada. Si a ello sumamos conflictivas condiciones económicas de vida, y una difícil situación social de la población, hallamos el problema fundamental, determinados núcleos urbanos que contienen los mayores niveles de desempleados.

 Supone un hallazgo la consideración agrupada que permite hablar de núcleos urbanos en conflicto que se muestran junto al incremento de niveles de desempleo y que denotan al mismo tiempo determinados grados de motivación en la obtención de una formación o un puesto de trabajo.

 Los datos de referencia confirman que hay distritos, donde se hallan intensificados los variados fenómenos conflictivos, que evidencia la cotidianidad de la gran ciudad.

 De cualquier modo, si nos referimos a la problemática que conlleva la dimensión del desempleo, se encuentra relativizada al grado de presencia en las oficinas, y su carácter netamente exclusivo, mantiene una pujante incidencia social. En cuanto, hallamos localizado el problema en determinados contenidos numéricos pone de relieve, en cuestión, los niveles de paro que permiten constatar, como la población se siente protagonista del problema en mayor o menor grado.

 Vamos a intentar en este punto, profundizar en este aspecto, pero de cualquier forma existen distribuciones de la población parada que, aún poseyendo un abanico de características menos extensas de estudio permiten deducciones significativas acerca del fenómeno del desempleo. 

Es por ello, que aunque delimitamos el objeto de estudio del desempleo en la organización de los niveles instruccional y profesional por oficina de empleo y el grado de motivación de los desempleados por obtener formación y encontrar trabajo, respectivamente, ahora también nos centraremos en el índice de renta del distrito urbano en el que se inserta el nivel de desempleo y grado de formación, para concluir además que tipo de relaciones se establecen entre las diferentes variables económicas, sociales y culturales.

 a) La prueba de Kruskal-Wallis.

 Así como es posible aplicar la prueba no-paramétrica del coeficiente de correlación ordinal de Spearman en muestras por cuotas.

 Se puede optar por la aplicación de la prueba de Kruskal-Wallis que estudia de forma similar la procedencia de las muestras sometidas a análisis estadístico, a partir de los números de orden generales correspondientes a cada puntuación. Veamos aquí :

  

 

1

2

3

4

5

6

7

8

Desemp.

12.802

10.634

10.135

28.110

7.317

19.502

10.492

19.424

Cert.

Grad.

36

24

25

130

-

51

45

31

 

Tenemos que atendiendo a su puntaje ordinal, la diferencia significativa entre los ítems expresados tiene su origen en la misma población o universo muestral.

 La hipótesis nula confirma que existe una equivalencia entre el nivel de desempleo y el grado de motivación.

 b) Los coeficientes de correlación directa e inversa.

 Del mismo modo, es posible aplicar la prueba paramétrica del coeficiente de correlación lineal de Pearson utilizando los datos estadísticos que ofrece el Ayuntamiento de Barcelona.

 En el padrón de habitantes, cuya información extrapolada por distritos municipales, llama la atención, pues, al correlacionar índice de renta, con nivel de desempleo y grado de formación, se denota en una evaluación previa y análisis posterior la interrelación de los mencionados factores.

 A continuación se indican las distribuciones numéricas en función de los 10 distritos urbanos correspondientes al año de 1984, tal y como aparecen repartidos 1.760.076 hab.

  

 

Distritos municipales

Núm. de habitantes

1

Ciutat Vella

118.940

2

Eixample

307.773

3

Sants - Montjuic

186.844

4

Les Corts

85.493

5

Sarrià - Sant Gervasi

142.886

6

Gràcia

149.521

7

Horta - Guinardó

202.440

8

Ciutat Meridiana

200.101

9

Sant Andreu

155.207

10

Sant Martí

210.871

 

Las cuotas muestrales se desglosan a continuación de modo que las series de datos poseen la misma esperanza matemática o media aritmética para que sean comparables entre sí.

 Fueron obtenidas a partir del padrón municipal, y sin duda contienen la esencia de las mencionadas variables económicas, sociales y culturales de la ciudad.

 

 

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Indice

Renta

85

117

91

130

131

107

87

77

87

88

Nivel Desempleo

101

66

102

59

64

102

119

139

116

108

Grado

Formación

101

103

101

110

106

104

97

90

92

95

 

Después de aplicar la prueba de decisión estadística citada entre estas 3 variables cuantitativas, da como resultado los siguientes coeficientes de correlación directa (+) e inversa (-).

  

 

Indice

Renta

Nivel

Desempleo

Grado

Formación

Indice

Renta

-

- 0,96

+ 0,84

Nivel

Desempleo

 

-

- 0,93

Grado

Formación

 

 

-

  

La hipótesis nula corrobora las siguientes relaciones significativas :

 1) Nada se opone a aceptar la dependencia directa (+) entre un mayor índice de renta y el aumento del grado de formación.

 2) Nada se opone a aceptar la dependencia inversa (-) entre un menor nivel de desempleo y el aumento del índice de renta.

 3) Nada se opone a aceptar la dependencia inversa (-) entre un menor grado de formación y el aumento del nivel de desempleo.

 En conclusión, y visto el resultado de aplicar ambas técnicas estadísticas, es decir, la prueba de Kruskal-Wallis y el coeficiente de correlación de Pearson, podemos deducir que el nivel de desempleo se encuentra directamente relacionado con el grado de motivación por adquirir una formación básica y ocupacional.

 Una relación estadísticamente significativa con error del 0,01 - 0,05 % que en consecuencia confirma el objeto de estudio de la presente investigación, y corrobora la hipótesis básica de que la motivación actúa en verdad, como soporte de la respuesta del desempleado. 

 

Agradecimientos.

 

Expresamos nuestro agradecimiento al Departamento de Estadística de la Dirección Provincial del Instituto Nacional de Empleo (INEM) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y al equipo de  gestores de pacto de actividad (GPA, 1985), así como a la Oficina del Padrón Municipal del Ayuntamiento de Barcelona (España) por su colaboración en la elaboración de la presente investigación.

 

Bibliografía.

 Amenós, J.M., Tharrats, J.J. Un estudio etoespacial con variables ambientales. Cuadernos de Psicología, 8 (2). Universidad Autónoma de Bellaterra. Barcelona. 1984.

 Caparrós, A. Introducción histórica a la psicología contemporánea. Ediciones Rol S.A. Barcelona. 1979.

 Cavero, M. C., Ordovás, J, García, J.V. Enseñanza superior y empleo : disfunción del sistema de enseñanza frente a las necesidades económicas. En Análisis causal del desempleo juvenil. Dirección General de Empleo. Ministerio de Trabajo. Madrid. 1980.

 Cladera, J. R. La estructura socioprofesional de Barcelona. Papel de Trabajo, 84-2. Departamento de Arquitectura Legal, Economía y Organización. Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Barcelona. 1984.

 Hinde, R.A. Introducción a la etología para psicólogos. Ediciones Nueva Visión. Argentina. 1977.

 Levi, L, Andersson, L. La tensión psicosocial : población, ambiente y calidad de vida. Editorial Manual Moderno. México. 1980.

 Lévy-Leboyer. La crise des motivations. Presses Universitaires de France. París. 1984.

 Martin, A., Yerón, L., Bernal, M., García, V. Calidad del trabajo. En Calidad de vida en España. CEOTMA. Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. Madrid. 1982.

 Mitscherlich, A. Fundamentos del comportamiento colectivo. Editorial Alianza. Madrid. 1973.

 Morales, J.F. Motivación y medio ambiente. En Psicología y medio ambiente. CEOTMA. Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. Madrid. 1982.