EDUCACIÓN EN VALORES: EDUCACIÓN AMBIENTAL-

 

 

 

 

 

¿CÓMO ABORDAR EL ESTUDIO DE UN PROBLEMA AMBIENTAL?

 

 

 www.AutoRueda.com

 

Para abordar la educación ambiental hablaríamos de una educación a
partir del conflicto, ya que la atención a los problemas ambientales que
afectan a nuestro entorno, –o pueden hacerlo en un futuro–, va a constituir
el punto de partida de nuestro trabajo. En esta línea conviene
recordar la necesidad de ampliar el concepto de medio ambiente, identificándolo
no sólo con los aspectos naturales, sino también con el
medio social, económico y cultural. Las metodologías globalizadoras
permitirán la relación y la interdependencia en los enfoques.
Las características de interdisciplinariedad que requieren en el marco
escolar formal temas como los relativos al medio ambiente, llevó a proponer
su carácter de transversalidad. No siempre se supo comprender
bien este concepto, con lo que muchas veces quedó en manos de un
determinado “especialista” o asociado a un área concreta del currículo.
Hoy sabemos que la transversalidad no se puede abordar de una manera
compartimentada, como si educar en la salud, en la paz o en el respeto
al medio ambiente, fueran realidades diferentes. Es necesario globalizar
las propuestas, diseñando objetivos válidos para cualquiera de los
ámbitos educativos; por tanto, y según este principio, la transversalidad
sólo será realmente efectiva en un centro si es asumida por un grupo significativo
del profesorado.
El fomento de la participación activa en la prevención y resolución
–o al menos mejora– de los problemas ambientales, en un proceso permanente
y continuo de compromiso social con el entorno y constituirá
uno de los pilares fundamentales en nuestra actuación.
Hay que buscar siempre el enfoque socio-afectivo de las propuestas.
Hemos de tratar de conseguir que nuestras propuestas propicien la creación
en las aulas de esa atmósfera educativa que debe envolver a la totalidad
de los aspectos curriculares y a la propia vida en el centro.
Trabajar por una auténtica educación en valores es un tema que siempre
se ha visto difícil de abordar. De ahí la propuesta de utilizar los
ámbitos educativos que nos proponen las transversales para conseguirlo.
Hay que trabajar en valores desde la educación ambiental, desde la
salud, desde la paz..., porque la salud, la paz o el medio ambiente, son
ámbitos más próximos a nosotros, y nos permiten abordar esa educación
en valores con más seguridad.

¿CÓMO ABORDAR EL ESTUDIO DE UN PROBLEMA AMBIENTAL?
I. Enfoque del problema
Diseñamos y realizamos actividades de aproximación a la problemática
ambiental que vamos a abordar.
Desarrollamos actividades de sensibilización.
II. Análisis de la gestión ambiental
Buscamos conocer cuál es la gestión ambiental que se realiza.
Decidimos qué elementos y procesos vamos a analizar.
Diseñamos los instrumentos de recogida de la información.
Analizamos la realidad mediante observaciones, medidas, entrevistas y
encuestas.
Ordenamos los resultados y extraemos conclusiones.
III. Definición de propuestas de mejora
Tratamos de responder a la pregunta de qué podemos mejorar y cómo
hacerlo.
Nos informamos de soluciones y alternativas posibles.
Contrastamos las propuestas realizadas por los diferentes sectores de
la comunidad educativa.
IV. Plan de acción
Damos a conocer las propuestas y estudiamos su viabilidad.
Acordamos las medidas que vamos a realizar y organizamos el proceso.
Implementamos las acciones propuestas.
V. Seguimiento y evaluación
Diseñamos los instrumentos para el seguimiento de las actuaciones.
Hacemos una revisión continua del proceso y una puesta en común de
los resultados alcanzados.


Información extraída del Portal del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte.